Memoria de nuestro Primer Obispo en al aniversario de su muerte

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

18 de Mayo en el Calendario IERE   

          

JUAN BAUTISTA CABRERA IVARS. (23-04-1837 / 18-05-1916)

        Es el Primer Obispo y Fundador de la Iglesia Española Reformada Episcopal. Nació en Benisa, Alicante el 23 de abril de 1837. Hijo de Salvador Cabrera y de Magdalena Ivars, y hermano del militar, político liberal y periodista Francisco de Asís Cabrera Ivars (1848-1926), director de “El Centinela de Benisa” (1901-1905) y autor de numerosas obras.

         Realizó sus estudios primarios en Benisa, cursando parte del bachiller en el Instituto de Valencia. Entre los años 1850-51, ingresó en la Orden de Clérigos Regulares de las Escuelas Pías, en su Seminario de San Joaquín, en la capital valenciana. En 1852, estudió Literatura Española, Latín, elementos de Griego, Hebreo y Humanidades. Profesó como Escolapio, el 19-11- 1853, siendo  destinado al colegio seminario de esta orden en Albarracín, Teruel. Allí se formó en Ciencias, Teología, Patrística y Liturgia. En este colegio estudio: seis cursos de Matemáticas, uno de Mecánica y otro de Física; simultaneando con dos cursos de Filosofía, cuatro de Teología Dogmatica y dos de Teología Moral. Estos estudios duraron hasta 1858, y a su término, regresó a  Valencia.

           Fue ordenado  diacono por el Obispo de Segorbe, Fray Domingo Canubio y Alberto, OP, (1804-1864) el 16 de marzo de 1861 y presbítero por el arzobispo de Valencia, Mariano Benito Barrio Fernández, (1805-1876), el 15 de marzo de 1862.

        Tras su ordenación se centró en el estudio, del Griego, Hebreo, Ingles e Italiano,  y profundizando de un modo especial en el estudio de la Liturgia Mozárabe.

       Su acercamiento al protestantismo se vislumbra en el ejemplo y seguimientos del caso de los protestantes encausados en Granada, José Alhama Teba, (1826-1892), Manuel Matamoros, (1834-1866), y Miguel Trigo Bustamante (1825-1872). Siguió y tuvo relación epistolar con alguno de ellos.

       Abandonó  la Orden de Clérigos Regulares de las Escuelas Pías, exiliándose en Gibraltar, en 1863 ante la persecución religiosa, corriente y legal en esa época en nuestro país, contra toda disidencia religiosa.  Se casó el 22 de septiembre de 1863,  en la Catedral Anglicana de Gibraltar, con Josefa Latorre, que había conocido en Gandía. En Gibraltar profundizó en el espíritu protestante y conoció el modelo anglicano. Desde 1863 a 1868, se mantuvo en el Peñón enseñando, Castellano, Matemáticas y Dibujo.

         Frecuentó los templos metodistas, anglicanos, pero sobre todo  la Iglesia de Escocia, que era el más receptiva a los exiliados españoles y donde el 25 de abril de 1868, se constituyó la Iglesia Española Reformada, (en el templo  de San Andrés de la Iglesia de Escocia en Gibraltar). Desde 1867, tradujo los  cuatro volúmenes de la “Exposición  Histórica y Doctrinal de los 39 Artículos de la Iglesia Anglicana” de Edward Harold Browne, Obispo de Ely (1811-1891), que publicó en Londres, Gibraltar y Madrid en 1867, 68,71 y 72, completándola en 1899.

         En 1868 Cabrera se reunió con el General Prim en el Ayuntamiento de Algeciras y obtuvo el permiso para poder establecerse y predicar en territorio nacional. Desde el 25 de abril la Iglesia se regía por un consistorio presidido por Cabrera, el cual el 1 de enero de 1869 celebrara el primer culto “protestante”. Ese mismo año, en Sevilla el 15 de mayo, inicia la publicación “El Cristianismo” que durara hasta 1874 en que Cabrera se traslada a Madrid. En 1870 publica en Sevilla, “El celibato forzoso del clero, a la luz de las Escrituras y la Historia”.

         En 1872 el sacerdote católico romano Francisco Mateos Gago Fernández, (1827-1890), comienza desde el pulpito de la Catedral de Sevilla y desde folletos impresos, una campaña de difamación contra Cabrera, su esposa y sus fieles, sin ser ni contestado, ni demandado por Juan Bautista Cabrera.

       Tras la muerte de Antonio Carrasco, pastor del Redentor de Madrid, se traslada a la capital para hacerse rector de esa comunidad, cargo que toma posesión el 19 de noviembre de 1874. Al año siguiente 1875, se hace cargo de la dirección de “La Luz” que ya llevaba 6 años publicándose y que llega a nuestros días.

         En 1878, publicó el “Himnario para uso de la Iglesia Cristiana Española” con 300 himnos y 12 doxologías. El 2 de marzo de 1880 en el Primer Sínodo de la Iglesia celebrado en Sevilla es donde se acuerda que la estructura sea Episcopal  y nombra a Cabrera como su Primer Obispo.

        Entre 1881 y 1883, creara “Liturgia”, preparada por Cabrera y varios, rescatando el Rito Mozárabe. En 1887, publica el “Himnario para uso de la Iglesia Española Reformada”, así como “Himnos y Canciones para las Escuelas diarias y dominicales”.

        En 1889, publica “Libro de Oficios Divinos y Administración de los Sacramentos y otros Ritos de la Iglesia Española Reformada”.

        Desde 1884, se consolido entre dificultades y presiones la Iglesia Española Reformada, ya Episcopal, donde Juan Bautista Cabrera lucho por conseguir la implantación de la Iglesia en nuestro país que culminaría con la Consagración como obispo el 23 de septiembre de 1894.

        En 1900, salió de la imprenta “Manual de Controversia Cristiana”, en 1904, publicó en Madrid, “Poesías Religiosas y Morales”, y, “La Iglesia en España desde la Edad Apostólica hasta la invasión de los Sarracenos”. Fueron estos años, los de continuas publicaciones en los medios nacionales de Cabrera pidiendo y razonando la Libertad de Culto, que se culminó  el 10 de junio de 1910, con la Real Orden firmada por  José Canalejas Méndez, (1854-1912), Presidente del Consejo de Ministros, que oficializaba dicha “Libertad”.

       El día 1 de diciembre de 1910, Juan Bautista Cabrera, presidió la Comisión que presento ante las Cortes Españolas,  150.000 firmas, pidiendo la libertad cultual, ante las dificultades de su aplicación, que fueron admitidas por el Presidente del Congreso Conde de Romanones, Álvaro Figueroa y Torres Mendieta (1863-1950).

       Toda la vida episcopal fue la de un celoso pastor al cuidado de sus fieles, ordenó presbíteros, diáconos y fundó Iglesias y misiones a lo largo y ancho de toda la nación. Fue un hombre de una increíble capacidad intelectual, humana y tuvo la habilidad de relacionarse con el mundo político, tan cambiante en esas décadas, siempre con el objetivo de conseguir lo mejor para su Iglesia y para su País. Fue  miembro insigne del Ateneo de Madrid donde era considerado uno de sus personajes más relevantes. En 1915 fue elegido por su brillantez miembro de la Hispanyc Society of América, siendo amigo personal de su fundador Archer Milton Huntington, (1870-1955).

      Siguiendo la tradición anglicana extendida en Obispos y Pastores, y siguiendo las necesidades estratégicas de su sociedad, formó parte de la Masonería, siendo en ella,compañero del creador del Partido Liberal y Presidente del Gobierno, Práxedes Mariano Mateo “Sagasta” y Escolar, (1825-1903).

       El 18 de mayo de 1916 falleció en Madrid, descansando en el Cementerio Civil de la Almudena. Siempre estará en la memoria de los fieles el recuerdo del Primer Obispo de la IERE.

      Su esposa Josefa Latorre y Villa, que había nacido el 7 de julio de 1842, falleció el 11 de marzo de 1923. Sus hijos fueron: Rosa Cabrera Latorre, (1864-1917), Juan Cabrera Latorre, (1869-1915), Josefa Cabrera Latorre, (1871), María Magdalena Sofía Latorre, (1872) Fernando Cabrera Latorre, Obispo electo (1875-1953), Matilde Cabrera Latorre, (1877) y Ángel Cabrera Latorre, (1879-1960), eminente zoólogo.

          

            

         

        

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

One thought on “Memoria de nuestro Primer Obispo en al aniversario de su muerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *