PAZ, LIBERTAD Y REFORMA

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Con motivo del 500 aniversario de la Reforma, el día 19 de octubre tuvo lugar en el Goethe institute de Madrid un encuentro dentro de las Jornadas Interdisciplinares, cuyo tema central fue: Paz, Libertad y Reforma.

Moderó el evento Doña Ana Ruiz de la Universidad Autónoma de Madrid y fueron ponentes:
Don Carlos López Lozano, Obispo de la I.E.R.E, Comunión Anglicana. Así como:

Don Markus Meckel, Ex -ministro de Asuntos Exteriores de la R.D. Alemana y Miembro del Bundenstang Alemán desde 1999 hasta 2009. Don Markus, nació en Muncheberg, Brandemburgo R.D.A. Es pastor luterano, teólogo formado en el seminario de Naumburg en Berlín. Desde su comunidad y la sociedad civil formo parte de la oposición frente al gobierno comunista, siendo fundador y líder del Partido Social Demócrata Alemán, con la Caída del Muro de Berlín formó parte del primer gobierno democrático de Alemania del Este como M.A.E. estando desde entonces vinculado a las comisiones de Resolución de Conflictos Internacionales.

En este encuentro se presentó la alternativa que la Iglesia Reformada ha tenido dentro del Activismo Pacifico. Partiendo desde la Cosmovisión del Mundo a partir de la Reforma de Lutero, de los conflictos y violencia en la Historia de Europa hasta como la Iglesia Reformada , ha evolucionado en nuestros días, en el Activismo de la Paz.

La búsqueda del bien común y las vivencias de dos realidades tan diferentes como la España de la Dictadura y el Comunismo de la R.D.A. bajo el peso de un estado opresor. Dos transiciones y dos maneras de buscar la libertad y el bien. Todo ello en un recorrido de movilización de ambas Iglesias Reformadas.

Desde los parámetros del Activismo por la Paz, Don Carlos presentó la conquista del derecho de la libertad religiosa desde una minoría perseguida. El final de la Guerra Civil, la supresión de derecho de culto y de enseñanza, la confiscación de 26 templos, 14 escuelas y 40 años de clandestinidad más o menos consentida por la Dictadura.

Presentó nuestro obispo la evolución desde el último día de la Guerra hasta la primera apertura a otras confesiones en los años 50, con la visita del Presidente Eisenhower y las presiones de los líderes religiosos norteamericanos para la libertad de culto.

Continuó Don Carlos su relato desde el año 1956 con la creación de la Comisión de Defensa Evangélica, donde se debatía casi a un 50% la necesidad de libertad religiosa y política, o solamente libertad religiosa. En este ambiente y en primera persona continuo nuestro pastor, como fue la marginación en la formación académica y en el servicio militar del Nacional catolicismo imperante, opresor y alienante.

Desde 1967 la ley de tolerancia abrió un poco los ámbitos de actuación pero de una manera mínima. Fueron años en los que el protestantismo sirvió de base a gran número de fieles que fueron políticos, sindicalistas y líderes de la izquierda que combatía por la llegada de la democracia.

Se reivindicó el papel de la igualdad de las mujeres social y culturalmente, y se consumó el derecho de libertad religiosa definitivamente.

Markus Meckel inició su intervención con la sorpresa que le había producido la exposición de Don Carlos. El venía no de una religión oficial, sino de un ateísmo militante. Después de la derrota de la II Guerra Mundial, la Alemania del Este se convirtió en satélite de Rusia y no sufrió la casi exterminación que había sufrido la Iglesia ortodoxa rusa o las iglesias de Polonia y Checoslovaquia. Las instituciones de la Iglesia Protestante se volvieron a restablecer con la estructura que tenían los landers alemanes en 1918. Si bien con la declaración de la Alemania Democrática se constituyo como una sola Iglesia Reformada. Entre 1949 a 1960 la iglesia fue una institución de subsistencia como todo en el país, que vivió el profundo trauma de la construcción del muro en 1961. Dos millones de habitantes huyeron a la República federal alemana.

Esto provocó una fuerte controversia sobre aceptar un estado totalitario con tal de que se admitiera el culto.

Continuó don Markus concomo las Iglesias mantuvieron una estructura democrática y plural. Eso hizo que la Iglesia Luterana y la Católica en la R.D.A. lucharan por la libertad y crearan los ámbitos de debate que la clase política monolítica no podía ni quería crear. Llegando a los 80 esas voces críticas de la Iglesia dieron un paso a la política y desarrollaron una imponente labor de activismo por la paz, con acciones contra el servicio militar y promoviendo la apertura de la frontera, la caída del Muro y la Reunificación de Alemania.

Don Carlos continuo su intervención con las claves de la lucha por los derechos, derechos que deben ser Libertad Religiosa y Política en todos los lugares del mundo. Estuvieron presentes las reconciliaciones auspiciadas por la Iglesia Anglicana en el Apartheid de Sudáfrica,de la reconciliación y hermanamiento de la ciudad alemana de Dresde con la inglesa de Coventry, de las luchas actuales en Sudan y de nuestra Transición.

Don M. Merke enfoco la reconciliación desde el desgarro de la Guerra entre Polonia y Alemania, las acciones de paz en Irlanda del Norte y otras acciones internacionales.
La conquista de las libertades plenas, coincidieron ambos,deben ser potenciadaspor un ecumenismo autentico donde se haga una denuncia de las grandes dificultades que todavía sacuden al mundo actual.

Se terminó el acto con un animado coloquiodonde se habló de la Guerrade los Balcanes, de la historia del Protestantismo, de Calvino, de Miguel Servet, del Muro, de la Concordia Luteranade 1973 que supuso el fin de las controversias entre protestantes y el fin del proselitismo evangélico.

Un punto emotivo fue el interés de ambos ponentes en el cuidado y en el respeto y memoria de los Cementerios de Guerra en Alemania y de los Cementerios Protestantes en nuestro país.

Finalmente ponentes y público, compartieron un amable vino español para contrastar opiniones y puntos de vista.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *